derecho familia cordoba

DERECHO DE FAMILIA

Es objeto del Derecho de familia todo lo relativo a las relacionesderecho familia cordoba personales, familiares y patrimoniales de los pertenecientes a la unidad familiar: donaciones, separación y divorcio, reclamaciones de pensiones de alimentos, derechos de alimentos, pensión compensatoria, régimen de visitas, filiación, régimen incapacidad, régimen matrimonial, capitulaciones matrimoniales, liquidación de la sociedad de gananciales, tutelas, curatelas, adopciones, etc.

En el ámbito del Derecho de Familia nos encontramos generalmente con casos impregnados de una gran carga emocional por lo que el cliente necesita una atención especialmente personalizada, una comunicación continua, y percibir la seguridad en la gestión de su asunto, por lo que tratamos estos casos desde una perspectiva profesional en continua relación directa y personal y manteniendo informado en todo momento al cliente de la evolución de sus asuntos.

a.- SEPARACIONES Y DIVORCIOS.

Tramitamos tanto separaciones y divorcios de mutuo acuerdo como separaciones y divorcios contenciosos.

Nos encargamos de asesorarle antes y durante todo el procedimiento. Nuestro fin es que nunca se sienta solo durante el procedimiento.

Redactamos su convenio regulador de separación o divorcio pensando en los intereses de todos los miembros de la familia (hijos menores, mayores y cónyuges).

Somos nosotros los que tramitamos su convenio y usted solamente tendrá que ratificarse ante el juzgado con la fecha que nosotros le notifiquemos.

Cuando no es posible a acudir a un procedimiento de separación o divorcio de mutuo acuerdo no queda más remedio que acudir al divorcio contencioso en solicitud del divorcio y de las demás medidas derivadas de la separación o el divorcio, y en tal situación se requiere de un abogado especialista en separación y divorcio ya que el procedimiento implica acudir a la vía judicial mediante una demanda de divorcio contencioso contra el cónyuge, y después la defensa en un prendimiento judicial.

En Flores, Sara y Viguera Abogados contamos con especialistas para la defensa de sus intereses en los procedimientos de separación y divorcio.

b.- INCAPACIDAD.

La regla general es la capacidad de la persona y la excepción la incapacidad.

El término incapacitado expresa, en un sentido técnico, de forma indubitada, la situación en la que se encuentra una persona respecto de la que una sentencia ha determinado su estado civil como tal, si bien, en ocasiones, se utiliza el vocablo incapacitado en un sentido no técnico, que difiere de la idea expresada.

Hay que diferencia la discapacidad de la incapacidad judicial, la discapacidad es una situación administrativa y la incapacitación un estado civil, que deriva de la existencia de una sentencia firme.

Cuando se carece de capacidad de obrar, por no tener capacidad de entender y querer o tenerla limitada, es necesario que una tercera persona -su representante (madre, padre, cónyuge, hijo…) – en su nombre, ejercite esos derechos, mediante la tutela, la curatela o el Defensor Judicial.

Quedan exceptuados lógicamente la realización de actos personalísimos, como por ejemplo el otorgamiento de un testamento, en cuyo caso ninguna persona puede representarle.

Las personas con discapacidad, necesitan de protección. Para ello se ha establecido en el Código Civil español, diversas figuras para su defensa, o la defensa en la situación de incapacidad, bien sea física o psíquica.

c.- HERENCIAS, SUCESIONES Y DONACIONES.

En Flores, Sara y Viguera Abogados, estamos especializados en materia de sucesiones y donaciones.

El aspecto fiscal de la sucesión y donación requiere de un análisis experto que le ayude a tomar las decisiones acertadas con un objetivo claro, conocer e intentar minimizar el impacto tributario y fiscal. Para poder abarcar todo esto es necesario un estudio conjunto y coordinado de tributación al respecto, tanto en el ámbito estatal, autonómico o local si es necesario.

Nuestros abogados cuentan con el conocimiento y la experiencia necesaria en materia de donaciones y sucesiones y en la interpretación y aplicación de su actual regulación.

El fallecimiento de una persona implica que su patrimonio debe ser transmitido a sus herederos, lo cual se hace en la partición de la herencia, a través de la cual, de común acuerdo y siguiendo las instrucciones del causante, se reparten los bienes que éste ha dejado.
La ley concede 6 meses desde la fecha del fallecimiento para liquidar el impuesto de sucesiones que en la mayoría de los casos no hay que pagar nada, y 1 mes para pagar las plusvalías municipales (solo respecto de los bienes urbanos). Caso de no hacer estas dos cosas, la Delegación Territorial de Hacienda competente (en nuestro caso la Junta de Andalucía) gira una sanción que puede llegar a los 200 euros por heredero.
Para poder hacer la herencia, el notario necesita la aportación del testamento o declaración de herederos, un inventario de los bienes y cuentas a la fecha del fallecimiento, y el correspondiente certificado de los seguros de vida, que se solicita directamente por el notario por medios telemáticos.

DERECHO FAMILIA CORDOBA